Importancia de la alimentación en el cuidado de la salud | Universidad de Oriente Puebla

Importancia de la alimentación en el cuidado de la salud

Home > Blog > Importancia de la alimentación en el cuidado de la salud
Importancia de la alimentación en el cuidado de la salud

En la Universidad de Oriente campus Puebla creemos que la alimentación es una de las bases en las que se cimienta la salud. Por ende, en esta ocasión, se les hablará del por qué tiene una gran relevancia a lo largo de la vida. En este sentido, se necesita acercar a la población una serie de recomendaciones para generar conciencia sobre su día a día, sobre cómo tener y formar un estado de salud óptimo a través de una buena alimentación.

Normalmente nosotros nos preguntamos ¿Cómo mejoro mi salud?, ¿Cómo puedo mejorar mi alimentación?, ¿Cómo se relacionan estas 2 ideas y porque es que es tan importante llevarlas de la mano? La respuesta es simple. No se puede tener una buena salud sin una buena alimentación.

Estamos sumamente acostumbrados a generar cambios negativos a nuestra alimentación consumiendo alimentos con una gran cantidad de grasa, azúcares, sal entre otras cosas porque ¿A quién no le gusta una comida con mucho sabor? Es verdadero el hecho de que las grasas y aceites, la sal, los azúcares y demás sustancias dan sabor a la comida, pero también son la razón por cual hay muchas enfermedades.

Las grasas no son malas por sí solas, ni siquiera en combinación de otros alimentos porque recordemos esta frase “Ningún alimento es malo, solo hay malos hábitos alimenticios”. Múltiples factores ambientales han generado esta “satanización” sobre este macronutriente y sobre muchas otras sustancias, que si bien por el abuso de este se generan gran variedad enfermedades crónicas también (las grasas) son uno de los factores por los cuales se genera la vida misma.

La alimentación y todos sus nutrientes influyen en el día a día de cada persona, desde que se despierta hasta que descansa por la noche. Si mantenemos malos hábitos alimentarios durante un lapso prolongado podemos generar enfermedades crónicas y nuestra calidad de vida empeorará después de un tiempo. Estos son algunos ejemplos de malos hábitos alimentarios:

  • Ayunos prolongados

  • Consumo excesivo de algún estimulante (café, refrescos, alcohol)

  • Sobreconsumo de comida (atracón)

  • Consumo excesivo de alimentos irritantes

Los malos hábitos alimentarios son acciones que delimitan a un consumo nulo o deficiente de macronutrientes de pobre calidad, estimulando al cuerpo e induciendo reacciones fisiológicas que terminan en patologías o síntomas de gran molestia a largo plazo. Algunos de los síntomas o reacciones fisiológicas más comunes por abuso de ciertos alimentos y sustancias de baja calidad, a corto y largo plazo, son los siguientes:

  • Alcoholismo

  • Gastritis

  • Reflujo  

  • Dolor de estómago

  • Úlceras gástricas

  • Diarrea 

  • Vómito 

El consumo de una dieta libre de irritantes, rica en fibra, con un consumo adecuado de Hidratos de carbono o carbohidratos, consumo idóneo de grasas y proteínas: son unas de las necesidades innatas del humano, mismas que podemos seguir de forma sencilla conociendo las bases de una buena alimentación. Una buena alimentación, incluyendo todos los macronutrientes, vitaminas y minerales generan una sensación física de bienestar, esto combinado con actividad física de cualquier índole.

Pero, como todo en la vida, no siempre es bajo condiciones de salud. La alimentación juega un papel importantísimo en la recuperación de las personas. El paciente hospitalizado necesita de un tipo de alimentación en específica para cualquier tipo de enfermedad que se presente y para cualquier situación que pueda aparecer, como, por ejemplo:

  • Preparación para cirugía

  • Un accidente automovilístico donde la persona está inconsciente o no puede comer

  • Una enfermedad peligrosa

  • Para recuperación de un paciente

  • Cuidar del sistema inmunológico de los pacientes con cáncer

  • Alimentar a niños y niñas internados

Además, la alimentación juega un papel clave para el cuidado de todas las etapas del ciclo vital, desde recién nacidos con la leche materna, hasta los adultos mayores con papillas o suplementos alimenticios. El consumo o no de una buena, correcta y balanceada alimentación puede decidir el futuro de cada persona, mejorando o potenciando la acción de los medicamentos y cuidados por parte del equipo.

A través de las consultas de nutrición, las jornadas de visita de los profesionales de la salud a comunidades y localidades, además de la interacción hospitalaria de los mismos, buscan a través de la charla, dar una explicación de la función de los alimentos, con atención gratuita y recomendaciones, y estas acciones han generado un aumento tendencial en la concientización y revalorización de lo que significa una alimentación correcta y como trae beneficios a la vida de quien la lleva.

La vida es grandiosa, comiendo lo que nos gusta. Comer es uno de los placeres de la vida y eso está muy claro. Pero tener una buena alimentación no tiene que ser aburrida o tediosa, no significa dejar todo lo que te gusta y mucho menos significa no volver a ser feliz comiendo. Significa buscar la forma de entrar en un equilibrio con lo que me gusta sin caer en malos hábitos alimentarios, ser prudentes con nuestro cuerpo y nuestra salud, hacer esto es uno de los movimientos revolucionarios más grandes que podemos realizar.

Por: David Rosas Bianchini

davidbianchi9777@gmail.com

Tags: 
Calidad UO

Contácto

Dirección: 21 Oriente 1816 Col. Azcarate Puebla, Pue. C.P. 72501

Teléfonos: 222 2111698 y 222 2111698

Colegio Sn. Ángel